Erik de Smalen:"España se debe tomar en serio el ToBRFV"

Hubo rumores esta primavera y ahora, al comienzo de la temporada de Almería, se han confirmado: en España también está presente el contagioso virus rugoso del tomate (ToBRFV). "Esto va a cambiar el cultivo", afirma Erik de Smalen, de Royal Brinkman España.

En los últimos años, la empresa ha desarrollado un amplio concepto de higiene bajo el nombre de HortiHygienz, que ahora también está siendo utilizado por productores españoles para intensificar las medidas generales de higiene en la lucha contra el virus.

“Estamos convencidos de que el sector puede protegerse contra el virus, pero tendrá que producirse un cambio completo de enfoque. De lo contrario, el virus estará presente en todas las superficies de cultivo en muy poco tiempo. Si los productores de tomate españoles no se toman en serio la prevención, el cultivo puede verse seriamente amenazado o incluso perderse por completo, con todas las consecuencias que esto conlleva".

El virus ToBRFV es inofensivo para humanos y animales, pero puede causar graves daños a los cultivos. Es altamente contagioso y se transmite fácilmente. Desde la primera aparición confirmada del virus, ya habría sido detectado en Israel, Jordania, Grecia, Turquía, China, México, California, Alemania, Reino Unido, Italia y los Países Bajos. La organización intergubernamental EPPO (Organización Europea y Mediterránea de Protección Vegetal) mantiene actualizada una base de datos con hallazgos confirmados por país (https://gd.eppo.int/taxon/TOBRFV/distribution).

royalCelia Martínez Navarro, especialista en Higiene y Desinfección, junto al resto del equipo.

Impacto en el mercado español

La semana pasada se confirmó que el virus también se ha encontrado en España, algo que ya se sospechaba desde la primavera. “Los síntomas son muy similares a los del virus del mosaico del pepino (PepMV). En primavera vimos muchas empresas donde el virus del mosaico del pepino era muy agresivo. Posiblemente haya sido el virus rugoso del tomate, pero en ese momento el cultivo ya se encontraba bien encaminado, por lo que ya a nadie le interesó invertir en análisis", dice Erik de Smalen, de Royal Brinkman.

La empresa se anticipó de inmediato a los acontecimientos. “En mayo organizamos, junto con el IFAPA, una reunión informativa. Hubo tanta gente interesada que tuvimos que ampliar la sala. Acudieron más de 200 productores, pero también proveedores y asesores de cultivo".

La afluencia no le sorprendió a Erik. “La temporada pasada, en Almería se plantaron casi 10.000 hectáreas de tomate. La superficie ha ido disminuyendo en los últimos años, pero sigue siendo enorme. Si el virus ToBRFV ataca aquí, ¿entonces qué?".

Si el virus se extiende, es más que probable que tenga consecuencias importantes para el mercado español. “Ya de por sí, el sector del tomate no está pasando por su mejor momento. La superficie de tomates ha disminuido considerablemente por un lado debido a la presión de la Tuta absoluta, un problema persistente, y por otro debido a la competencia de Marruecos. La formación de precios es decepcionante, por lo que los productores tienen pocos recursos para invertir. La gran mayoría de los productores españoles cultivan los tomates en suelo. Eso es una desventaja, porque una vez que el virus está en el suelo, es más difícil erradicarlo en comparación con el cultivo en sustrato".

“En España aún no se le ha dado la importancia debida al virus y al peligro que conlleva. Los españoles han aprendido a convivir con la Tuta absoluta manteniendo la plaga bajo control. Pero esto es diferente. El ToBRFV es muy persistente. Se necesita muy poco material de virus para que haya un brote".

“Los síntomas se parecen al virus del mosaico del pepino, del cual es relativamente fácil deshacerse. En el caluroso verano, cuando termina la cosecha, se puede desinfectar bien la superficie y cubrir el suelo con una película de plástico fina (solarización). Después de eso, comienza la nueva producción y si quedan algunos restos del virus PepMV, ya habrá terminado la cosecha para cuando la plaga se vuelva realmente virulenta".

"En resumen, es posible mantener a raya el PepMV y posiblemente también haya una vacuna disponible. Ambos tratamientos no son válidos para ToBRFV. Este virus ataca más rápidamente al cultivo y la planta finalmente muere. Las partículas infecciosas sobreviven durante mucho tiempo e, incluso después de años, las plantas se pueden infectar mediante contacto mecánico".

royal1

Desde que se anunció oficialmente el brote en España la semana pasada, el teléfono de la división española de Royal Brinkman no ha parado de sonar. "Anteriormente, las empresas aún querían hacer la vista gorda, pero ahora todos están en un estado de alerta", dice Erik.

El equipo de Royal Brinkman ofrece asesoramiento siguiendo su propio concepto de HortiHygienz, en el que se tienen en cuenta los recursos de las empresas para obtener la solución más adecuada y personalizada para cada una. Este método se ha desarrollado en los últimos años para ayudar a los productores con problemas de higiene en sus explotaciones.

No fue fácil enfocar este método al ToBRFV. “En primer lugar porque era difícil obtener material para investigar, pero también por la persistencia del virus y las muchas posibilidades de transferencia mecánica en el cultivo. Ahora sí tenemos una información completa", dice Erik.

ToBRFV es un virus grave y de momento no existen variedades de tomate resistentes, por lo que la prevención es clave. Sin embargo, Erik está convencido de que los productores que aún no tienen el virus en su invernadero pueden armarse contra él. “Hace falta un buen control de acceso a los invernaderos con alfombras de desinfección y Menno Florades, un producto fitosanitario que ha demostrado ser efectivo. El componente es estable y con un efecto más duradero, lo que significa que puede funcionar bien en la partícula del virus sin afectar a los materiales, incluso en superficies rugosas y oxidadas que son difíciles de limpiar y desinfectar. También sabemos que el componente tiene una mayor eficacia gracias a la espuma; penetra en agujeros y grietas y la superficie que no ha sido tratada es claramente visible".

"La segunda pregunta es: ¿realmente llega a todos los rincones? Incluso en los Países Bajos, donde casi todos los productores cultivan sin suelo y todo está en orden, se puede olvidar una esquina donde queda algo de material infectado. Se piensa así que se ha desinfectado todo el invernadero y luego el virus regresa. Por lo tanto, para combatir este virus complicado, se deberá aplicar un concepto completo. Royal Brinkman cuenta con un equipo de diez especialistas en higiene que asesoran a productores de todo el mundo con su concepto HortiHygienz. Trabajan juntos para intercambiar conocimientos de todos estos países con el fin de poder proporcionar una solución práctica a todos los niveles".

La prevención sigue siendo lo más importante; es el concepto clave en períodos con alta presión viral. ·No deje que nadie entre al invernadero así como así. Si alguien entra a un invernadero holandés, tendrá que ponerse ropa de seguridad, deberá lavarse las manos con un buen jabón y las manos y el calzado serán desinfectados. Esta práctica todavía no es común en España, pero es esencial para mantener el virus bajo control. Si se quiere seguir cultivando tomates, se deberá adoptar un enfoque diferente. De lo contrario, el virus estará en todas las explotaciones en muy poco tiempo".

Las cajas son un gran problema

En España, las cajas de transporte son uno de los mayores problemas. "Las cajas van del huerto a las cooperativas y centrales de envasado y se vacían allí. Las cajas no se desinfectan y vuelven a otra explotación. No se sabe la ruta que han seguido las cajas ni si han estado en una explotación infectada", dice Erik.

Una lavadora de cajas puede resolver ese problema, pero los productores han ganado poco en los últimos años. Sin embargo, también pueden reducir los riesgos de manera simple. "Comprar un contenedor marítimo viejo, una caldera de vapor y asegurarse de desinfectar primero las cajas antes de que entren a los huertos puede ser una solución. Además, se puede usar una pistola de espuma y tratar todas las cajas con una solución del 4% de Menno Florades”.

Erik cree que también depende de las estaciones de envasado y de las cooperativas manipular conscientemente las cajas, así como de lavarlas y desinfectarlas, pero los propios productores también deben informar acerca de lotes de cajas que puedan estar infectadas para que puedan gestionarse adecuadamente. “También se necesitan más cajas para esto. Las cajas sucias no se pueden enviar directamente al productor. La presión de este virus supone un riesgo demasiado grande. Gestionar las cajas correctamente cuesta dinero y es un trabajo extra, pero un brote de virus cuesta mucho más".

Source: www.freshplaza.es

Más información sobre el virus ToBRFV

>> Cómo reconocer y combatir el virus del tomate ToBRFV

>> Preguntas frecuentes sobre el virus rugoso del tomate (ToBRFV)

Celia hortihygienzContacta con un especialista

¿Quieres más informacion sobre el virus ToBRFV?¿Quieres información sobre cómo proteger tu cultivo del virus?

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, rellena este simple formulario y nuestra especialista en higiene y desinfección, Celia Martínez Navarro, se pondrá en contacto contigo en menos de 24 horas laborales.

 

Read 421 times