¿Cuál es la diferencia entre Huwa San y un peróxido de hidrógeno común?

Algunos productores eligen el peróxido de hidrógeno común para su uso como desinfectante del agua de riego en el invernadero o área de producción, únicamente basándose en el precio del producto. Sin embargo, merece la pena examinar con detenimiento cuáles son las propiedades de los productos de peróxido de hidrógeno disponibles en el mercado. A veces, un precio de compra más bajo no supone ningún ahorro: al final puede resultar que, al elegir un producto más barato, se termina pagando más a largo plazo. ¿Qué queremos decir con esto? La compra de un peróxido de hidrógeno debería basarse en:

¿Cuál es la diferencia entre Huwa San y un peróxido de hidrógeno común?

Eficiencia del peróxido de hidrógeno

Al comparar los desinfectantes a base de peróxido de hidrógeno, en primer lugar, preste atención a la concentración. En el caso del peróxido de hidrógeno común, la concentración de H2O2 suele ser menor del 35%, mientras que la de Huwa-San tiene una concentración del 50% de peróxido de hidrógeno estabilizado. Esto garantiza una eficacia mucho mayor de la solución. Debido a la mayor concentración y a la estabilidad de Huwa-San con iones de plata, la cantidad de producto utilizado para su dosificación es también mucho menor (40 ml/m3 con una dosificación en continuo es suficiente).

Modo de acción

El peróxido de hidrógeno común, no estabilizado, se volatiliza y reacciona con bastante rapidez tras su aplicación y puede no llegar a los puntos finales del sistema de riego. En consecuencia, no cumple su cometido, o lo hace de forma muy limitada. Además, requiere el uso de mayores cantidades del producto, lo que conlleva un alto riesgo para el cultivo. Además, una reacción violenta con la materia orgánica de las tuberías puede desprender bruscamente la biopelícula, provocando la obstrucción de los capilares y los goteros.

Huwa-San, gracias a la estabilización con iones de plata, reacciona de forma mucho más suave y estable, por lo tanto, no sólo llega hasta el final del sistema de riego y proporciona oxígeno adicional a la zona de las raíces de las plantas, sino que también disuelve gradualmente la biopelícula, evitando que los goteros se obstruyan.

Un problema común en el mantenimiento del sistema de riego son las algas, que se desarrollan en los depósitos de agua y en las líneas de riego y contribuyen a la obstrucción de los goteros. Huwa- San es muy eficaz contra las algas, mientras que el peróxido de hidrógeno común en una concentración segura tiene un efecto muy limitado sobre ellas.

Cabe mencionar que Huwa-San es estable en un rango mucho más amplio de pH y temperatura, a diferencia de un peróxido de hidrógeno común. Al contrario que los peróxidos de hidrógenos comunes Huwa-San no es sensible a la luz, esto es muy importante en horticultura. Huwa-San también es mucho más duradero: conserva sus propiedades durante 2 años (en su envase original sellado).

Valor añadido de Huwa-San TR50

Al elegir Huwa-San, el cliente puede contar con el apoyo del equipo Hortihygienz de Royal Brinkman en forma de asesoramiento sobre la optimización de la dosificación.

Productos relacionados

Artículos que le pueden interesar